El Haro Rioja Voley firma el primer triunfo de 2018

Las azules se han impuesto por 3-0 (25-20, 25-14 y 28-26) a DSV CV Sant Cugat gracias a la gran labor en defensa y bloqueo de las jugadoras de Alberto Avellaneda

Empieza a sonreír el Haro Rioja Voley en este 2018. Necesitadas de triunfos en el arranque de la segunda vuelta tras las derrotas ante Minis de Arluy y Menorca, las azules se han resarcido ante DSV CV Sant Cugat y han regalado a su afición la primera victoria del año (3-0).

A pesar de todo, las jugadoras de Alberto Avellaneda entraron a la cancha algo desconcertadas, como queriendo terminar por la vía rápida el partido, algo que les hizo errar en numerosas ocasiones. Esa situación no fue aprovechada por Sant Cugat y con el 13 iguales en el electrónico, varios errores no forzados de las catalanas sí que fueron explotados por el Haro Rioja Voley para poner tierra de por medio (20-17). El gran trabajo en bloqueo de las azules, una Sofía Bulgarella muy contundente en la red y un ataque certero de Marta Hurst terminaron poniendo el 25-20 en el marcador.

El resultado pareció hacer daño a las jugadoras de Rafa Ruiz porque el transcurso del segundo set fue raro, raro. Muy enchufado el Haro y totalmente ido un Sant Cugat que se vio una y otra vez superado por el juego de las azules. Tanto es así que se llegó a un 10-2, ventaja a la que llegó el Haro Rioja Voley gracias a férreos bloqueos y defensa sacrificada.

Curiosamente en el mismo momento en el que Sant Cugat le perdía la cara al partido, la luz se iba en varios focos del pabellón, que fue recuperada poco después. El pequeño parón hizo bien al conjunto catalán que pareció recobrar las fuerzas, pero sólo fue espejismo. El Haro Rioja Voley siguió entonado y al DSV CV Sant Cugat no terminaba de salirle las cosas. Fallos incomprensibles, y el Haro, de dulce, firmó el 25-14 gracias a una acción de Sofía Bulgarella.

Esa victoria tan contundente en el segundo set pareció hacerle más daño al Haro que a Sant Cugat. El equipo catalán pareció otro en el inicio del tercer set, y el Haro, desarbolado, perdió el equilibrio mostrado anteriormente (7-14).

Pero las de Alberto Avellaneda consiguieron recuperarse gracias al sacrificio en defensa de jugadoras como Clara Barceló o a los zarpazos en ataque de Jessica Dood que contrarrestaron el acierto Carla Moreira o Marta García. Tanto es así, que el final de set y partido fue de infarto. Continuas igualdades en el marcador y mínimas ventajas que eran rápidamente recortadas.

Con 22-24 en el electrónico, Avellaneda solicitó un tiempo muerto y el Haro tomó aire. Marta Hurst acertó con una pelota por el centro y dos bloqueos seguidos pusieron de nuevo en ventaja a las azules (25-25). Pero Sant Cugat volvió a recuperarse y dispuso de una bola de set que no aprovechó (25-26). Porque el Haro Rioja Voley ganó una bola milagrosa en la red y después con un gran bloqueo puso el definitivo 28-26. 3-0 final, y primer triunfo de la segunda vuelta de la Liga Iberdrola.

Publicidad Zamalloa

Contenido relacionado

Campaña de socios

Cantera OSACC Haro Rioja Voley

Publicidad Asesoría Cárcamo